ESTHERGRUP Peluquerías Lleida Lleida

Descubre si tus manos delatan tu edad y cómo evitarlo

02/03/2018

La piel de las manos es fina y delicada. Por ello, es una de las zonas donde antes se perciben los signos del envejecimiento. Piénsalo: Tus manos delatan tu edad?

La piel de las manos es muy fina y delicada. Por ello, es una de las zonas más vulnerables del cuerpo y en la que antes se manifiestan los signos de la edad. Si no cuidamos bien la piel de las manos, es probable que incluso, envejezcan a más velocidad. Hoy te ayudamos a descubrir si tus manos delatan tu edad y como evitarlo:
Más expuesta, más vulnerable

La piel de las manos es la que más expuesta está y por tanto, la más vulnerable frente a las agresiones externas. Pero además, la piel de las manos es más fina que la del resto del cuerpo. Esto hace que reflejen de forma más fácil nuestra higiene, nuestros niveles de estrés, el tipo de cuidado que les damos (o no) y también la edad.
Las manchas, una de las señales

Uno de los signos de la edad que más comúnmente se reflejan en las manos, son las hiperpigmentaciones o manchas marrones. Hay tratamientos específicos para estas manchas que pueden atenuar las aunque, dependiendo del tipo de hiperpigmentación, podrán eliminarse o sólo difuminarse.
la deshidratación

Con el proceso de envejecimiento, la producción de ácido hialurónico, clave para mantener el agua en la piel, va decayendo en cantidad y calidad. Por ello, la deshidratación y consecuente sequedad, tirantez o aspereza en las manos, es otro de los problemas más comunes. Supreme Hyaluronic, nuestra crema de manos específica a base de ácido hialurónico, es perfecta para mantener la piel correctamente humectada, suave y elástrica.
Algunos consejos si tus manos delatan tu edad:

Realiza exfoliaciones periódicas para retirar las impurezas y células muertas.
Aplica productos de tratamiento específicos para manos, que te ayuden a protegerlas.
Protege la piel de las manos del sol, las radiaciones también inciden en ellas!
Lavar las manos con frecuencia, pero no demasiado. Lavar las manos en exceso puede conllevar efectos absolutamente contrarios!